Diversidad e inclusión

El cambio demográfico implica un número creciente de adultos mayores en la sociedad y los lugares de trabajo. Sin embargo, las investigaciones demuestran que las personas mayores poseen muchas habilidades (por ejemplo, toma de decisiones independientes, conocimiento y comprensión del sistema, pensamiento interdisciplinario, etc.) que se necesitan para la Industria 4.0 y que, por otro lado, las nuevas tecnologías pueden compensar algunas de las disminuciones de habilidades físicas de una fuerza laboral envejecida; el desafío es, por lo tanto, adaptar los entornos de trabajo a las necesidades de las personas mayores. También se pueden hacer consideraciones similares con respecto a las personas con discapacidad, para quienes las tecnologías modernas pueden crear nuevas oportunidades en el lugar de trabajo. Sin embargo, las proyecciones de aumento de casos de enfermedades de 18 cara al futuro plantean serios desafíos. De hecho, según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, se espera que el número absoluto de casos de cáncer en los 28 países de la UE aumente debido a los efectos demográficos de 2,75 millones en 2015 a más de 3,1 millones de casos por año para 2025.

Para enfrentar estos desafíos/retos, los representantes de los trabajadores deben asegurarse de que los nuevos entornos de trabajo estén diseñados al integrar la perspectiva demográfica; las evaluaciones periódicas de las tareas y habilidades individuales de los trabajadores pueden permitir planificar su desarrollo profesional de acuerdo con sus 

necesidades específicas, al beneficiarse también de la introducción de nuevas tecnologías. Los representantes de los trabajadores también deberían promover medidas de prevención contra el riesgo de enfermedades crónicas en el trabajo; deberían sensibilizar a los trabajadores sobre el tema y contrastar posibles conductas discriminatorias; deben participar en un diálogo con la gerencia y otras partes interesadas relevantes sobre cómo aumentar las oportunidades de empleo también para las personas con enfermedades crónicas.

Programas de bienestar para personas mayores en la empresa italiana
Beretta

El convenio colectivo en Beretta, firma do el 28 de marzo de 2018, contiene una relación de medidas ya activad as para hacer frente a una fuerza laboral que envejece. En primer lugar, la nutrición para la salud se promueve mediante la provisión de un dietista, que dos veces al mes está disponible para responder las preguntas de los empleados y brindar información necesaria; además, el comedor de la empresa ha sido equip ado con señales verdes, amarillas y rojas para la clasificación de los alimentos según su ingesta calórica . Los chequeo gratuitos también se organizan y se ofrecen a los empleados mayores de 40 años, gracias a una asociación con hospitales locales. Finalmente, la compañía ha sido equip ada con 7 desfibrila dores, y más de 55 trabajadores ya han sido formados para usarlos en caso de una emergencia.